Blog Devcreativo

Suscribete al Blog


Nombre
Email *

Entradas recientes


Archivos


Últimos Tweets


Categorías


Blog Devcreativo

¿Por que debes tener una app móvil en tu empresa?

Según un estudio realizado por los fabricantes de teléfonos inteligentes, los usuarios de smartphones miran la pantalla del móvil unas 140 veces al día.

jjimenezwebjjimenezweb

El mundo está en una etapa de movilidad y es por eso que los teléfonos inteligentes (smartphones) han dejado de ser una herramienta “opcional” para convertirse en una prenda de vestir imprescindible para todos. Por eso es que tener una aplicación móvil para tu marca o empresa, dentro de una estrategia bien construida, te dará grandes beneficios.

Según un estudio realizado por los fabricantes de teléfonos inteligentes, los usuarios de smartphones miran la pantalla del móvil unas 140 veces al día, aunque sólo sea para mirar la hora. ¿Estamos atados o no? Solo debemos darnos cuenta en una plaza o en el metro para ver la cantidad de personas mirando su teléfono. En mi opinión personal me atrevería a decir que más del 80% de las personas en estos lugares están con la cabeza hacia abajo interactuando con sus teléfonos. Y esto es una realidad, es parte de nuestras formas de entretenimiento actuales.

Dicho esto a continuación te dejaremos algunas ventajas de por qué tener una app móvil de tu empresa:

1. Conectar con los clientes
Las aplicaciones móviles pueden convertirse en un nuevo canal de comunicación que conecte a la marca y el usuario. A través de ellas, podemos recibir mucho feedback que utilizaremos para mejorar nuestras estrategias o simplemente ofrecer una vía de atención al cliente más directa y cómoda.

2. Reforzar nuestra imagen de marca
Tener una app nos ayudará a aumentar nuestra notoriedad, ya que estaremos presentes en las diferentes tiendas de app y tendremos un mayor alcance que el que tendríamos únicamente con la web. Complementando esto con una buena comunicación en la web, por ejemplo con un banner enlazando a la aplicación o destacándola en algún apartado de la web/post en el blog, mejoraremos nuestra imagen de marca, manteniendo siempre la app en línea con nuestra filosofía y manera de hacer. Además, es un valor diferencial que puede servirnos para destacar por encima de nuestra competencia si conseguimos hacerlo mejor que ellos.

3. Aumentar la fidelización
Tenemos muchos clientes, y eso está bien, pero siempre quieren más. Y la competencia es feroz… o nosotros o ellos. Cuando ya hemos conseguido que alguien compre nuestro producto o servicio, lo que nos interesa es que esté contento y a gusto con nosotros para que siga comprando o nos recomiende a sus amigos (es decir, que esté fidelizado). Las aplicaciones son ideales para ofrecerles ése algo más, ese gancho que los haga querernos mucho.

4. Incrementar las ventas
Al ser un nuevo canal de venta (en el caso de que la usemos para vender, como las aplicaciones de American Eagle, Nike y similares), facilitamos mucho la compra y aumentamos las ventas de manera increíblemente notable. El 37% de las compras se cierran en el móvil, y podrían ser más si se facilitara este proceso con una app, ya que muchas veces los usuarios buscan aquí y allá (móvil, tablet) y acaban la compra en el ordenador porque les resulta más fácil.
Además, podemos usar la app para ofrecer ofertas y promociones exclusivas.

5. Mejorar nuestro SEO
Google indexa las aplicaciones de su Play Store y las de itunes en los resultados de cualquier consulta en el buscador, con lo que además de salir en el directorio de la tienda de aplicaciones también puedes salir en las SERPs a base de una buena estrategia ASO (App Store Optimization). Si sabes enlazar bien tu aplicación con tu web (sobre todo si la app es un complemento y tiene un funcionamiento muy diferente al de la web, como en las aplicaciones de running de marcas deportivas), las descargas de la app se traducirán en un mayor número de vistas a tu web. Resumiendo, un buen ASO también es un buen SEO.

6. Disponibilidad completa, 24/7
Como se trata de una aplicación móvil, la misma palabra te lo dice: es móvil, y se puede acceder a ella durante las 24h al día, los 7 días a la semana. Es normal que tu marca no esté siempre disponible, siempre online, respondiendo tweets a todas horas… pero tu app sí que lo está.

7. Aplicación de la estrategia SoLoMo
El móvil es la última sílaba del SoLoMo, y las aplicaciones móviles son súper útiles a la hora de poner en marcha este tipo de estrategias, ya que permiten (además de lo obvio, que es utilizar el móvil donde quieran y cuando quieran) implementar los componenentes de geolocalización y entorno social, al poder acceder a la ubicación del terminal y permitir a los usuarios la interacción entre ellos o la comunidad usuario-marca.

8. Costo
Si quieres una aplicación potente, con buenos gráficos, funcionalidades y características bien adaptadas al cliente, y en definitiva que todo el mundo quiera, como las aplicaciones de grandes marcas deportivas, tendrás que dedicarle más recursos (tiempo, personal y dinero).

9. Ingresos extra
Hay aplicaciones que tienen un coste y hay que comprarlas para poder descargarlas, y otras que ofrecen la posibilidad de realizar compras dentro de la app. La idea aquí es que tu modelo de ingresos no esté basado en la app, sino que la uses para tener un valor añadido, y puedas conseguir ingresos extra vendiendo por ejemplo más funcionalidades, un perfil premium, etc.

10. Medición y analítica más completas
Gracias a los permisos que hay que aceptar al descargarte una app (y que tú estableces) puedes llegar a conocer mucho mejor a tus clientes, analizando su comportamiento, cuándo tienen lugar las descargas, cuándo se utiliza la app, dónde la utilizan, qué hacen con ella, etc.

¿Ahora entiendes porque es importante tener una app en tu empresa?


Si está pensando en desarrollar su app móvil recuerde que en Devcreativo.com le podemos ayudar solo escribanos a ventas@devcreativo.com o llámenos al 809.435.6262 y con gusto le atenderemos para llevar a cabo su idea.

Comentarios de Facebook

Comments 0
There are currently no comments.